EN ESTADO GRAVE

Ainhoa Arteta se recupera tras haber pasado 10 días ingresada en la UCI: "Ha vuelto a nacer"

La cantante, de 56 años, ha sufrido un grave cólico nefrítico que la mantuvo hospitalizada en cuidados intensivos durante diez días. Su marido Matías Urrea ha sido el encargado de dar los detalles sobre su estado de salud.

Ainhoa Arteta // GTRES

Europa FM

Madrid 03/08/2021 14:04

La soprano Ainhoa Arteta ha permanecido desde el pasado 23 de julio hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Cádiz a consecuencia de las complicaciones de un cólico nefrítico.

Este lunes, la cantante, de 56 años, era trasladada a planta después de 10 días, según informaba la revista Hola!. Una vez estabilizada, su marido Marías Urrea ha aprovechado para informar sobre su estado de salud.

Urrea ha contado a la revista Vanitatis que la artista evoluciona favorablemente y que está deseando retomar su agenda. Sin embargo, las complicaciones del cólico nefrítico han sido graves. "Ha sido una situación muy difícil, le tuvieron que intervenir de urgencia, pero ya está en planta. Tuvo un principio de cólico nefrítico que se complicó con una septicemia. Ha estado muy malita, diez días en la UCI. Una infección muy fuerte. Nos ha dado un susto muy gordo", dijo su marido después de asegurar que la artista "ha vuelto a nacer".

Sus primeras palabras tras salir de la UCI

En cuanto los medios de comunicación han dado la noticia, los fans de la artista le han dedicado cientos de mensajes de cariño en las redes sociales, lugar donde ella misma ha aprovechado para mostrar su agradecimiento.

"Muchas gracias por todos los mensajes de apoyo que estoy recibiendo. Vuestro inmenso cariño y el de mi familia me están dando fuerzas para poder estar recuperada lo antes posible. Con muchas ganas de seguir compartiendo momentos inolvidables. ¡Cuidaos mucho!", escribió junto a una foto suya.

Las secuelas del covid la dejan en silla de ruedas

El pasado mes de abril, la soprano compartía con sus seguidores que el covid le había dejado una secuela que la obligaba a moverse en silla de ruedas meses después de haberlo superado. "Es un edema. Se me han inflamado las venas dentro de las rótulas de los huesos. Entonces el peligro está en que no debo andar mucho, tengo que reposar", contó en un pequeño vídeo.