MUY CERCA DE SARA CARBONERO

Así es el ático de lujo en el que Iker Casillas ha empezado su nueva vida

Tras todo el revuelo de la separación de Iker Casillas y Sara Carbonero, parece que las aguas vuelven a su cauce y el portero ya se ha instalado en su nueva vivienda de soltero: un ático de lujo con piscina privada. ¡Te contamos todos los detalles!

Iker Casillas // Getty

Europa FM

Barcelona 14/04/2021 10:23

Desde que hicieron oficial su separación con un comunicado hace un mes, Iker Casillas y Sara Carbonero se han visto metidos en un huracán mediático que parece que poco a poco está remitiendo.

Supuestas amantes, audios filtrados, terceras personas... La expareja ha lidiado con todo este revuelo de una forma ejemplar, demostrando en todo momento el cariño y el respeto que se tienen.

Ahora, Iker Casillas se ha instalado en su nuevo hogar, un ático de lujo en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, concretamente en la urbanización La Finca, donde ya vivió junto a Sara Carbonero y sus hijos antes de mudarse a Oporto.

Un ático de ensueño

Tal como revela la revista Semana en primicia, el exguardameta ha escogido un ático al que no le falta detalle... ¡ni espacio!

Esta exclusiva urbanización cuenta con 42.000 metros cuadrados y el ático de Casillas tiene una extensión de más 300 metros cuadrados, que consta con cuatro habitaciones y varios cuartos de baño.

Además, la publicación destaca las amplias terrazas que tiene la vivienda, concretamente seis. Pero sin duda, el fuerte de este ático es su piscina privada, que aseguran que ya ha empezado a utilizar estos últimos días.

Una compra millonaria

Esta vivienda de lujo también tiene un precio a la altura de muy pocos. Tal como recoge Semana, el exfutbolista habría desembolsado 1.700.000 euros para adquirir su nuevo ático.

Muy cerca de Sara Carbonero

A pesar de haber decidido tomar caminos amorosos separados, Iker y Sara van a continuar unidos para criar de sus hijos. Y van a estar muy cerca el uno del otro, ya que la periodista ha decidido reinstalarse con sus hijos en la casa unifamiliar que tenían en la misma urbanización antes de marcharse a Portugal.

De esta manera, Martín y Lucas podrán disfrutar de sus padres en el día a día aunque estén separados.