SU OTRA REVELACIÓN SOBRE LAS DROGAS

La dura entrevista de Miguel Bosé en 1983: "Cuando me di cuenta ya estaba enganchado"

La vida de excesos, y el abuso de las drogas, fue uno de los temas que hablaron este domingo Miguel Bosé y Jordi Évole. El cantante confesó que llegó a consumir casi dos gramos diarios de cocaína y dijo que su peor época la vivió a finales de los 80. Fue en una recaída. En 1983 declaró en otra entrevista que había sido drogadicto y había superado ya esa etapa. "Hoy la droga me repugna", dijo entonces.

Miguel Bosé, en una imagen de los 90. // GTRESONLINE

Europa FM

Madrid 12/04/2021 16:39

La entrevista de Miguel Bosé este domingo en Lo de Évole, laSexta, estuvo repleta de titulares. El cantante habló de la muerte de su madre, Lucía Bosé; de su padre, Luis Miguel Dominguín; de sus problemas de voz y también de las drogas. Confesó haber consumido casi dos gramos diarios de cocaína0.

Un día se plantó y dijo hasta aquí. Fue hacia 2013, hace ahora siete años. "A final de los 80 (1988-1989) y hasta el 91 fui a saco", le contó a Jordi Évole en la entrevista.

Lo cierto es que antes de aquello también fue a saco. Se lo contó en 1983 a la periodista Pilar Eyre, que ha rescatado en Twitter la entrevista que le hizo ese año a Miguel Bosé y que lleva como titular la confesión que hizo en Lo de Évole. "He sido drogadicto".

En 1983 Miguel Bosé, de entonces 27 años, decía estar ya de vuelta de todo: "Con drogas lo he experimentado ya todo. Soy un hombre propenso a todos los vicios y tuve una época, de los 17 a los 20 años, en que me metí de todo: porros, heroína, cocaína, LSD... Me convertí prácticamente en un drogadicto. Era la época en la que estaba en Londres, en la que quería ser bailarín... Fue horroroso, porque cuando me di cuenta estaba ya enganchado, dependía de aquello y en lugar de ser cada día mas libre, cada día era más esclavo..."

Cómo y por qué se desenganchó

Igual que Évole, Pilar Eyre le planteó en la entrevista qué le hizo cambiar de vida: "¿Cómo te desenganchaste?".

"Un día me di cuenta de en qué me había convertido. Estaba pasando por una crisis existencial fortísima, estaba deprimido, desesperado... Lo tiré todo a la basura, tuve la fuerza de voluntad de decir basta. Y hoy la droga me repugna. La cosa que más me repugna es la droga", le respondió Bosé que, a juzgar por lo que dijo este domingo en laSexta, no mantuvo esa idea durante mucho tiempo. Menos de 10 años después había vuelto a engancharse.

En 1983 le dijo a Eyre que "la última pipada" que la había pegado a un porro había sido dos meses antes. "Me lo pasaron en una fiesta, pero nunca se me ocurre comprar o llevar una china encima", le contó. "Yo he visto cosas tremendas. He visto a mis tres mejores amigos muertos a causa del caballo. He visto tíos y tías estupendos, que hasta ayer eran gente maravillosa, prostituyéndose, robando, engañando, convirtiéndose en basura, robando para conseguir un pico", reveló. En aquella época, Miguel Bosé también había iniciado una cruzada personal antidrogas: "Te juro que si veo a aun yonki intentando convencer a alguien para que prueba la heroína por primera vez, lo mato con esta mismas manos".