VIOLENCIA MACHISTA

Todas las mujeres que han acusado a Marilyn Manson de abusos sexuales y sus escalofriantes testimonios

Desde que Evan Rachel Wood se pronunciase el pasado mes de febrero sobre los abusos que el cantante Marilyn Manson le habría infligido, son varias las mujeres que han descrito escalofriantes escenas de violencia sexual, física y psicológica. La última ha sido la modelo Ashley Morgan Smithline, que ha relatado su dura experiencia en una entrevista con People: "Me cortó el estómago y bebió mi sangre".

El pasado mes de febrero, la actriz Evan Rachel Wood revelaba por primera vez la identidad del abusador al que en varias ocasiones se había referido en el pasado. Se trataba de su expareja, el cantante Marilyn Manson, con quien mantuvo una relación (en dos fases) entre 2007 y 2010 y al que ha acusado de haberla "manipulado hasta la sumisión" durante años.

Wood aseguró a través de su cuenta de Instagram que estaba "harta de vivir con miedo a las represalias" y que sentía que debía advertir sobre Manson, cuyo nombre real es Brian Warner, "antes de que arruine más vidas".

Ahora es la modelo Ashley Morgan Smithline, a quien conoció en 2010 a través del fotógrafo Tyler Shields, la que ha vuelto a denunciar los abusos a los que la sometió el cantante en una durísima entrevista con la revista People. "Nunca pensé que podía violarte alguien con quien tenías una relación", ha dicho.

Su testimonio se une al de la actriz de Juego de Tronos Esmé Bianco, que este fin de semana presentó una demanda contra Manson después de asegurar que la persiguió con un hacha y la trató "como a una prisionera".

Evan Rachel Wood, Ashley Morgan Smithline y Esmé Bianco son algunas de las mujeres que se han pronunciado sobre los terribles abusos del cantante. Recogemos sus declaraciones y otras denuncias escalofriantes.

Lista de acusaciones sexuales contra Marilyn Manson

Rachel Wood: torturas y golpes

La actriz Evan Rachel Wood conoció a Manson cuando ella tenía 19 años y él, 38. Al parecer, los dos se pusieron en contacto por primera vez cuando Manson solicitó que Wood apareciera en su película de terror Phantasmagoria: The Visions of Lewis Carroll.

Evan Rachel Wood en Westworld // HBO

Manson, que aún estaba casado con Dita Von Teese, empezó una relación con Evan Rachel Wood que terminó en mayo de 2009. Al año siguiente retomaron la relación pero finalmente se separaron en agosto de 2010.

Su denuncia ha llegado más de 10 años después. Eva Rachel Wood se ha referido a Manson como abusador.

"Comenzó a acecharme cuando era adolescente y abusó horriblemente de mí durante años. Me lavaron el cerebro y fui manipulada hasta la sumisión. Se acabó tener miedo a represalias, calumnias o chantajes. Estoy aquí para denunciar a este hombre tan peligroso y hacer un llamamiento a las empresas que le han tolerado, antes de que arruine más vidas. Apoyo a las muchas víctimas que ya no guardarán silencio", aseguró la actriz en sus redes sociales.

"En una ocasión, volví para tratar de calmar la situación, me arrinconó en nuestro dormitorio y me pidió que me arrodillara. Luego me ató de manos y pies. Una vez que estuve inmovilizada, me golpeó y sacudió partes sensibles de mi cuerpo con un dispositivo de tortura llamado varita violeta. Para él era una forma de demostrar mi lealtad. El dolor era insoportable. Sentí que dejé mi cuerpo y una parte de mí murió ese día", añadió.

Evan Rachel Wood y Marilyn Manson // Gtres

El artista admitió haber abusado emocionalmente de Wood después de una ruptura en 2009. "Ese día la llamé 158 veces, tomé una hoja de afeitar y me corté en la cara o en las manos", dijo Manson en una entrevista telefónica con Spin.

Sara McNeilly: encerrada en habitaciones

La modelo Sarah McNeilly también acusó a Manson de abuso físico y emocional el mismo día que Wood contó su historia. La joven relató en Instagram los abusos a los que se vio sometida prácticamente desde el primer día que conoció a Manson. "Mientras me cortejaba, me di cuenta de que estaba torturando a otros. En poco tiempo fui yo la que estaba siendo torturada", escribió.

"Abusaba de mí emocionalmente, me aterrorizaba y me llenaba de cicatrices. Me encerraba en habitaciones cuando era 'mala', a veces me obligaba a escucharlo entretener a otras mujeres. Me mantenía alejado de ciertos amigos o, si no lo hacía, él amenazaba con ir tras ellos. Me contaron historias de otros que intentaron contar su historia y sus mascotas terminaron muertas", relató sobre la cárcel en la que la había encerrado sin que se diera cuenta.

"No se permitieron más amigos varones en mi vida. Amenazó con golpear a uno de ellos después de que publicara algo en mi página de Facebook. Me arrojó contra una pared y amenazó con golpearme la cara con el bate de béisbol que estaba sosteniendo, por intentar que eligiera un par de pantalones antes de un vídeo musical", añadió

"Lo vi grabando a otros sin saberlo con el fin de chantajear a la mayoría de las personas que entraban en 'el armario de la carne' (así llamaba a su casa). Lo vi aterrorizar y abusar de otros en mi presencia (...) Como resultado de la forma en que me trató, sufro de problemas de salud mental y trastorno de estrés postraumático que han afectado mis relaciones personales y profesionales, mi autoestima y mis metas personales. Creo que le gusta arruinar la vida de las personas".

Gabriella: cocaína y un pacto de sangre

La artista Gabriella fue la tercera en hablar el 1 de febrero de 2021 definiéndose como superviviente. "La razón por la que finalmente estoy compartiendo esta experiencia traumática es por mi curación y porque he terminado de estar en silencio. No creo que sea justo que alguien no sea responsable de sus horribles acciones. No soy una víctima. Soy una superviviente", dijo al compartir su relato en Instagram.

"Conocí a Marilyn Mason en un backstage en octubre de 2015. Yo tenía 22 años y él tenía 46. Lo primero que me dijo fue que me iba a morder", escribió. "Me ofreció cocaína. Me dijo que me quitara toda la ropa y me duchara frente a él. Me preguntó a mi número mientras me preparaba para irme y me invitó a su concierto la noche siguiente. La segunda vez que nos vimos rompió una copa de vino en la habitación del hotel y me dijo que hiciéramos un pacto de sangre. Usó el cristal roto para cortar nuestras manos".

Phoebe Bridgers: la "habitación de violar"

Sólo unos días después de las dos acusaciones, fue la cantante indie Phoebe Bridgers la que rompió su silencio. Se animó a hablar después de que lo hiciesen otras once mujeres. Según relató en Twitter, conoció a Manson siendo aún una adolescente y éste le enseñó su habitación de violar.

En ese momento era fan del artista pero rápidamente lo dejó de admirar. "Fui a la casa de Marilyn Manson cuando era adolescente con unos amigos. Era una gran admiradora. Él habló de una de sus habitaciones como la habitación de violar. Dejé de admirarlo".

Según aseguró, era una situación conocida por todos: "El sello lo sabía, la gerencia lo sabía, la banda lo sabía. Distanciarse ahora, fingir estar conmocionado y horrorizado es jodidamente patético.

Ellie Rowsell: grabada sin consentimiento

También en febrero la cantante Ellie Rowsell, vocalista principal y guitarrista de Wolf Alice, acusó a Manson de conducta sexual inapropiada. Rowsell utilizó Twitter para mostrar su apoyo a Wood y contar cómo fue su encuentro con el cantante, al que acusó de grabarle un vídeo por "debajo de la falda" sin su consentimiento.

"Conocí a Marilyn en el backstage de un festival hace unos años. Después de que sus cumplidos hacia mi banda se volvieran cada vez más hiperbólicos, comencé a sospechar de su comportamiento. Me sorprendió mirar hacia abajo y ver que estaba filmando por debajo de mi falda con una goPro", relató.

Esmé Bianco: vivía secuestrada

La actriz de Juego de Tronos Esmé Bianco no sólo ha hablado, también ha puesto una denuncia formal contra Mason. Bianco, que relató los hechos en una entrevista publicada en febrero en The Cut, presentó al demanda a finales de abril. Argumenta que Manson "la drogó, golpeó y torturó".

En su propio testimonio en apoyo de la Ley Phoenix, Bianco dijo: "Básicamente me sentí como una prisionera. Iba y venía a su antojo. Controlaba con quien hablaba. Llamé a mi familia escondida en el armario".

Esmé Bianco, actriz de 'Juego de Tronos', denuncia a Marilyn Manson por "tortura y violación" // Getty Images.

Entre las afirmaciones más impactantes, Bianco aseguró que Manson la llevó en avión a Los Ángeles a principios de 2009, supuestamente para filmar un video musical para su canción Quiero matarte como lo hacen en las películas. Al llegar, se enteró de que no había equipo de filmación, solo estaba Manson y este esperaba que ella se quedara con él, estuviera disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana y usara lencería como su 'disfraz'.

Marilyn Manson, acusado de abusos por la actriz de Juego de Tronos, Esmé Bianco // GTRES | YouTube/@HBO

La actriz asegura que le dieron drogas, alcohol y la sometieron a amenazas de violencia y violación. Además, según su relato, Manson la ató a un reclinatorio de oración y la golpeó con un látigo que, según le dijo, fue utilizado por los nazis. Además, dice que Manson también la electrocutó.

Los abogados del cantante han negado rotundamente todas las afirmaciones de Bianco, diciendo que son "demostrablemente falsas" y el propio cantante ha dicho que este y el resto de testimonios son "horribles distorsiones de la realidad".

Ashley Lindsay Morgan: violaciones constantes

Ashley Lindsay Morgan ha sido la última en hablar largo y tendido en una entrevista en la revista People. Lo había hecho antes el mes de febrero, denunciando en Instagram que "hubo abuso, violencia sexual, violencia física y coacción": "Todavía siento los efectos todos los días. Tengo terrores nocturnos, trastorno de estrés postraumático, ansiedad y, en su mayoría, TOC paralizante. Trato de lavarme constantemente para sacarlo o quitarme de encima".

"No quiero que le haga esto a nadie más, y me he sentido responsable de que hayan sido lastimados durante este tiempo. Solo pensé que de alguna manera era mi culpa. Sé que todavía le está haciendo esto a una puerta giratoria de chicas jóvenes y le está causando un daño irreparable. Me adelanto para que finalmente se detenga", escribió en Instagram, donde incluyó un correo electrónico presuntamente enviado por Manson en el que la instaba a firmar un pacto de sangre.

En su entrevista exclusiva con People, publicada este jueves 6 de mayo, ha dado más detalles y ha contado que llegó a pesar 36 kilos. Manson la encerraba en la "la habitación de las chicas malas" sin preocuparse por su salud y le obligaba a consumir cocaína para que se mantuviese despierta.

"Hay una diferencia entre despertarse con alguien que quiere tener sexo contigo cariñosamente por la mañana y despertar atado con alguien que tiene sexo con tu cuerpo inconsciente", dice sobre los abusos a los que se vio sometida durante el tiempo que estuvieron juntos.

Hubo más experiencias terroríficas, como el día que le obligó a hacer un pacto de sangre: "Me cortó el estómago con un cuchillo y bebió mi sangre, y luego él hizo lo mismo y me obligó a beber la suya". Este suceso ocurrió en la mencionada "habitación de las chicas malas", en la que Ashley ha asegurado haber estado "más de 100 veces" por haberse revelado contra él.