TORERO Y AVENTURERO

Jesulín de Ubrique, finalista de 'El Desafío' con el apoyo fiel de María José Campanario

El cuarto finalista de la segunda edición de El Desafío es Jesulín de Ubrique. El torero llega como cuarto en el ranking con un total de 148 puntos. Y llega también con una ventaja competitiva frente a sus compañeros, el apoyo incondicional de su mujer, María José Campanario, quien se ha sumado a uno de los retos.

El histórico musical de Jesulín de Ubrique y Santiago Segura la lía y revoluciona la clasificación en ‘El Desafío’ // antena3.com

Europa FM

Madrid 20/05/2022 19:52

Jesulín de Ubrique es el concursante más competitivo de esta edición de El Desafío. Lo dijo Raquel Sánchez Silva en su visita a Cuerpos Especiales.

"Jesulín es el más picón. Pero con una diferencia... ¡No sabéis lo que se enfada!", aseguró sobre el torero de 48 años, al que esta competitividad le ha llevado a hacerse un hueco en la final del programa. Jesulín es el cuarto finalista con 148 puntos en el ranking final.

Su puesto lo ha conseguido tras quedar ganador en dos programas y segundo en otros dos. El triunfo lo logró en el reto de las sillas del segundo programa y en el reto de la puntería del sexto.

Su paso por El Desafío será recordado por estos retos, pero sobre todo por María José Campanario. Su mujer fue invitada en la primera semifinal, en la que se enfrentó al reto de la apena y mostró su apoyo incondicional a su marido. "Estoy con él a muerte”, le dijo a Roberto Leal.

Sus orígenes y los inicios en los ruedos

Jesús Janeiro Bazán, más conocido como Jesulín de Ubrique, nació el 9 de enero de 1974 en Ubrique, Cádiz. Hijo de Humberto Janeiro López y María del Carmen Bazán Domínguez, es el segundo de cuatro hermanos: el piloto Humberto Janeiro, la exmodelo Carmen Janeiro Bazán, y el también torero Víctor Manuel Janeiro.

Con su progenitor como impulsor de su carrera, el segundo de la saga familiar, que en un principio quería ser futbolista, empezó en los toros engañando a Antonio Ordóñez, el abuelo de Francisco y Cayetano Rivera, que era, además de torero, el empresario de la plaza de toros de Ronda. Así lo contó el escritor Alfredo Sánchez en El Español tras la publicación de su libro Jesulín 3.0.

“Antonio era un hombre con genio y había que tener un par de narices como Jesulín para sentarse delante de él y engañarlo diciéndole que tenía 16 años cuando en realidad tenía 13. Lo contrató para la plaza de toros de La Maestranza. Ahí empieza Jesulín”.

Según se fue consolidando su carrera, Janeiro fue acaparando interés de la prensa rosa y llegó a convertirse en el torero más famoso. Su popularidad le hizo ser un imán para las mujeres, a las que les ofreció una corrida gratuita solo para ellas en 1994.

Un retiro inesperado a los 23 años

Según cuenta el autor de la biografía del torero, en la primera época de la carrera de Jesulín, era su padre quien manejaba todos los aspectos de la vida de su hijo. “Llega un momento en que Jesús se retira a los 23 años porque está cansado de que su vida la manejase su padre", explica sobre la decisión del De Ubrique de retirarse en la cresta de la ola.

"Hasta los cuatro o cinco años no reaparece diciendo que en su vida manda él y que es él quien decide los toros que quiere matar y cuáles son sus apoderados. Y es que, todo lo decidía el padre. Cogió el timón y no lo ha soltado hasta ahora”, desveló.

De Belén Esteba a María José Campanario

Estaba en la cresta de la ola cuando en 1995 Jesulín de Ubrique conoció a la madrileña Belén Esteban. Rápidamente se enamoraron y se convirtieron en la pareja más buscada por la prensa.

En aquella época el torero declaró públicamente en varias ocasiones que Belén era el amor de su vida y consolidaron su unión en 1999 cuando anunciaron la llegada de su hija Andrea, de ahora 22 años.

Tras su nacimiento la pareja se mudó a Ambiciones, la finca de Jesulín que se encuentra en el término municipal de Prado del Rey (Cádiz). No obstante, siete meses después se separaron. Al parecer, la causa fue la mala relación de Belén Esteban con su familia política.

Ahí empezó un enfrentamiento entre la expareja, la cual nunca llegó a contraer matrimonio. La Princesa del Pueblo empezó a recorrer programas de televisión y así se convirtió en uno los personajes más conocidos de la crónica social.

Jesulín de Ubrique y María José Campanario en 2018 // Gtresonline

Jesulín de Ubrique tardó poco en rehacer su vida. En enero de 2001 conoció a la castellonense María José Campanario. Fue el 24 de enero de 2001 cuando él estaba convaleciente por un grave accidente de tráfico.

"La conocí en un restaurante junto a una amiga y las invité a que vinieran al campo. En un momento que la vi distraída, le dije: 'De esta cara nunca te vas a olvidar'. Nada más conocerla, el primer día…", contó en televisión.

Tan solo unos meses bastaron para que la feliz pareja se comprometiese. Pasaron por el altar el 27 de julio de 2002 y dieron la bienvenida a su primera hija, Julia, el 18 de abril de 2003. El 6 de marzo de 2007 vino al mundo Jesús Alejandro, su segundo hijo, y pronto darán la bienvenida al tercero hijo de la pareja, el cuarto para el torero.

"Seguro, seguro que va a ser un niño", dijo en televisión Toñi Barbate, amiga de la pareja, que reveló que el nombre elegido será un homenaje al que fuera marido de Carmen Bazán, quien falleció el pasado agosto de 2021. "Y por todo lo que ha ocurrido seguro que le van a llamar Humberto como su abuelo paterno".

Lágrimas a Humberto Janeiro tras su muerte

La muerte de Humberto Janeiro fue un duro golpe para Jesulín de Ubrique, que no lo ocultó a los medios.

"Era un fenómeno. Con sus defectos y sus virtudes, pero un padre es un padre y mi padre ha estado", dijo a una entrevista con Bertín Osborne. "Mi padre lo disfrutó mucho, era un máquina. En la gloria esté".

Humberto Janeiro, que murió con 76 años por complicaciones derivadas de la diabetes que padecía, y Carmen Bazán rompieron su matrimonio en 2003 y desde entonces la relación del conocido 'tigre de Ambiciones' con sus hijos había estado en el foco.

Jesulín casi pierde su vida en un accidente

Acostumbrado a jugarse la vida delante del toro, el destino hizo que Jesulín de Ubrique casi perdiese la vida en un accidente de tráfico.

En 2001 estuvo ingresado 45 días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, tras sufrir un accidente de tráfico sobre las tres de la madrugada en el vehículo que conducía su chófer. Venían de disfrutar de una jornada de caza en la Sierra de Huelva.

La enfermedad de María José Campanario

Su mujer, María José Campanario, también ha tenido que pasar varias veces por el hospital, lo que en su día disparó los rumores sobre su salud mental.

La razón de sus ingresos es otra: María José Campanario sufre fibromialgia, enfermedad que le diagnosticaron en 2007 y que le ha llevado a tener que ser ingresada en varias ocasiones.

En abril de 2017 pasó quince días hospitalizada lo que obligó a la pareja a cancelar la ‘reboda’ que tenían preparada para celebrar su 15º aniversario. Por esas mismas fechas se tiñó el pelo de rubia, un cambio que no pudo evitar que muchos le sacasen parecido con Belén Esteban.

María José Campanario // GTRES

A pesar de las recaídas que padece, la de Castellón siempre asiste a los hospitales acompañada de su marido, quien se ha convertido en su principal apoyo desde que le diagnosticaron esta enfermedad que provoca dolores en todo el cuerpo.

Te puedeinteresar