MÁS ALLÁ DE LA MÚSICA

Omar Montes: conoce de cerca al cantante, exboxeador y finalista de 'El Desafío'

Omar Montes es el segundo finalista de El Desafío. El cantante y exboxeador llega al último programa como segundo en la clasificación general y con un récord. El de Pan Bendito ha conseguido el mejor tiempo en la prueba de apnea.

La actuación viral de Omar Montes cantando ópera con la letra de 'Alocao': "Yo sé que ese culo tiene mucho que ofrecer" // laSexta.com

Europa FM

Madrid 20/05/2022 19:45

Omar Montes llega a la final de El Desafío convertido en segundo finalista. El cantante y exboxeador es el segundo concursante con más puntos en el ranking general. Tiene 166, solo tres menos que Raquel Sánchez Silva.

Su paso por el programa ha dejado grandes momentos para el de Pan Bendito. En el último programa se convirtió en tenor para cantar su canción Alocao junto a la Film Symphony Orchestra. Además hizo un divertido estriptis con su abuelo y puede presumir de ser el concursante que hizo mejor tiempo en el reto de la apnea. ¡Estuvo debajo del agua 4 minutos y 23 segundos debajo del agua!

Su prueba del fuego, en la que se convirtió en el hombre antorcha poniendo en peligro su salud, lo enfrentó a los jueces, que no le dieron la mejor puntuación. "He puesto en peligro mi salud. He estado casi media hora poniéndome oxígeno y casi me mandan al hospital porque he estado mal. He ensayado mucho jugándome la salud", dijo el cantante, cuya queja llegó a Santiago Segura. El director se convenció y pulsó en el 'botón de la injusticia' tras escuchar sus palabras.

Con cada prueba, Omar se ha ido ganando la simpatía del público, aunque lo cierto es que el cantante de 33 años ya contaba con el favor de buena parte de la audiencia gracias a las divertidas anécdotas que ha contado en televisión. A David Broncano, por ejemplo, le regaló una muñeca que robó a Isabel Pantoja en Cantora y en una entrevista contó que Jeff Bezos contactó con él para viajar al espacio.

Investigado en una trama de pasaportes Covid falsos

En el otro lado, está su faceta más polémica. Sin ir más lejos, en el mes de enero, el nombre del cantante apareció en una lista de famosos que supuestamente habrían adquirido pasaportes Covid falsos, como informó la Policía. Las autoridades habían detenido a los siete integrantes de una red que falsificaba pasaportes Covid y PCR a famosos y delincuentes y el nombre del artista se encontraba entre los de los 1.600 investigados.

Horas después de saltar a la luz la noticia, el cantante recurría a su cuenta de Twitter para desmentir la información y asegurar que está vacunado y que esto es "una mentira más".

Problemas con la madre de su hijo por "unas zapatillas rosas"

También a principios de año, se puso en el punto de mira cuando publicó en redes sociales un extracto de una conversación con Nuria la madre de su hijo, en la que esta le reprochaba a Montes un regalo que le había hecho su abuelo al pequeño Omar, que nació en 2012.

"¿Unas zapatillas rosas? ¿Tú crees que el niño es maricón o algo? Menos mal que no le hace falta calzado, ya le compro yo lo mejor. Si fuese por ti iba desnudo y haciendo el ridículo. Todo lo que le das no lo quiere porque se siente ridículo. Eso no se lo va a poner, ya te lo puedes llevar", le espetó la madre del niño al artista.

Indignado por las palabras de la madre de su hijo, el actor recurrió a las redes para denunciar esta situación públicamente. "Esto es lo que pasa cuando le regalas a tu hijo unas zapatillas y a su madre le parece 'de maricones'. Esto tengo que aguantar cada día", escribía en un mensaje que a día de hoy se ha eliminado de Twitter.

Sus relaciones con Isa P y Lola, la Kardashian gitana

Después de la relación de Omar Montes y Nuria llegó la relación con Isa P, la hija de Isabel Pantoja gracias a la que fue a Cantora (cuando le robó la muñeca que le dio a David Broncano).

Estuvieron juntos durante el verano del 2018 y tras separarse iniciaron una relación de amistad. "Ella venía a verme a los conciertos y un día, haciéndome una foto con ella, empezamos a hablar, nos dimos los teléfonos y tuvimos una bonita relación", contó a Jesús Calleja sobre su relación.

La última relación conocida de Omar Montes ha sido con Lola Romero, a la que su entorno conoce como "la Kardashian gitana" por su increíble parecido con las hermanas de Calabassas. El cantante y la tiktoker de 19 años se conocen desde 2019 pero no se dejaron ver juntos hasta 2021 cuando ella ya había cumplido la mayoría de edad. Hace tiempo que no se dejan ver en público, por lo que se desconoce si su relación continúa.

La carrera de Omar Montes como boxeador

Antes que cantante, Omar Montes fue boxeador. En esa etapa, previa a 2015, se le conocía como El Principito y podría decirse que Omar tuvo dos fases. En la primera fue boxeador amateur y participó en más de 100 peleas; en la segunda, ya como profesional, compitió solo en una y ganó. Presume boxeador invicto.

"Fui campeón de España de varias veces, y los dos últimos campeonatos de España que hice los gané por KO”, contó a Dani Mateo en Zapeando al hablar de su carrera amateur y semiprofesional a Dani Mateo. "Y lo de kick boxing, no sé si lo habéis visto. Me robaron el campeonato de Europa. Ahí dejé de pelear porque me cogí un rebote muy chungo", explicó sobre sobre su decisión de colgar los guantes.

Por qué empezó en el boxeo lo cuenta en el documental El Principito es Omar Montes, estrenado en julio de 2021. Sufrió bullying cuando era niño y gracias a su amigo Daniel Yagüe encontró una salida en el boxeo.

"Yo, con 11 o 12 años, era gordito, y por gitano y moro he tenido siempre mucho rechazo (...). Me pegaban, me hacían bullying. Recuerdo tener que llevar siempre dos bocadillos, uno por si me lo robaban y otro para comérmelo", contó en un reportaje en El Mundo. "Me di cuenta de que el boxeo podría ser fácilmente el salvavidas de mi vida".

"Con el boxeo empecé a coger confianza en mí mismo, coraje, me quedé delgado y mi vida empezó a cambiar. Hasta las chicas del colegio me empezaron a invitar a los cumpleaños", cuenta Omar, que empezó a entrenar con Manolo Del Río y después coon Fernando Yagüe, padre de su amigo.

El boxeo y los éxitos cosechados en este deporte le ayudaron a "resucitar como el ave Fénix", dice, y le unieron a su padre, quien también fue boxeador. "No se perdió ninguna pelea. Siempre estaba ahí". El único problema de este deporte, que dicen que se le daba bien, es que no fue una fuente de ingresos sólida.

Te puedeinteresar