32 AÑOS DESPUÉS DE SU PRIMERA VEZ

Azúcar Moreno: su infancia, el enfrentamiento de las hermanas y sus intentos fallidos de volver a Eurovisión

Tras el éxito de 1990 con Bandido, Toñi y Encarna Salazar, Azúcar Moreno, intentan volver a representar a España en Eurovisión con su tema Postureo. Sin embargo, esta vez la suerte no está de su parte. Con un total de 69 puntos, se convierten en las segundas eliminadas del Benidorm Fest.

Actuación de Azúcar Moreno en el Benidorm Fest // Agencia EFE

Patricia Camacho

Madrid 26/01/2022 21:13

Toñi y Encarna Salazar, más conocidas como Azúcar Moreno, son dos artistas ya consolidadas en la historia de la industria musical española. Actualmente, las hermanas están luchando por revivir el sueño que lograron hace 32 años cuando representaron a España en Eurovisión.

El dúo forma parte de los 13 semifinalistas del Benidorm Fest, del que saldrá el candidato español para la 66ª edición del certamen europeo que tendrá lugar en Turín los días 10, 12 y 14 de mayo.

Pero parece ser que su intensa lucha no ha sido suficiente para ganar este concurso. Si bien transformaron el escenario del Palau D'Esports L'Illa en un tablao flamenco, su gracia andaluza no fue suficiente para que las hermanas Encarna y Toñi Salazar se convirtiesen en finalistas del Benidorm Fest.

La votación del jurado les dio un pequeño empujoncito al otorgarles 18 puntos. Siguiendo esta misma línea, el voto demoscópico con 365 personas elegidas al azar, les abrió un aura de esperanzas al concederles otros 18 puntos más. Sin embargo, la esperanza se disipó rápidamente al conocer el resultado de la votación de una audiencia que no las tuvo en cuenta, y que, en consecuencia, les eliminó del concurso.

La infancia de Encarna y Toñi

Toñi y Encarna son hijas de Gonzalo y Candelaria Salazar, un matrimonio gitano que de Badajoz se trasladó a Vallecas (Madrid), donde fueron criadas las dos hermanas Tal y como contaron en el programa Lazos de Sangre, su infancia estuvo marcada por la falta de recursos económicos.

Sus padres tuvieron nueve hijos, que se criaron y crecieron en las calles tratando de ganar algo de dinero para poder come. “Nos dedicábamos a vender lotería”, aclararon.

"No hemos ido a la escuela, era más prioritario comer que estudiar. También nos bañábamos en el río o en la fuente", comentó Toñi en el programa.

A pesar de lo dura que fue su niñez, las hermanas coinciden en que fue una etapa muy feliz. “Mi infancia ha sido maravillosa pero caótica. Ahora vivo mejor pero no tengo a las personas que quiero”, sentenció refiriéndose a la pérdida de cuatro hermanos.

¿Quién es la mayor y quién es la pequeña? ¿Encarna o Toñi?

Encarna y Toñi son la quinta y la sexta hermana Salazar.

Encarna nació el 10 de enero de 1961, lo que significa que tiene ahora 61 años. Toñi nació el 14 de marzo de 1963, tiene actualmente 58.

La mayor del clan era Aurelia, ya fallecida, que nació en 1952 y que falleció por una muerte súbita a los 44 años. La pequeña es Sara, nacida en 1971. En la familia también están José, Enrique y Juan Salazar, quienes formaron durante 45 años Los Chunguitos, cuya disolución se anunció el pasado 11 de noviembre.

La historia del nombre de Azúcar Moreno

Precisamente de la mano de Los Chunguitos, Encarna y Toñi comenzaron su andadura musical como coristas, hasta que finalmente, en 1982 gracias a la confianza de una productora, nació Azúcar Moreno, un nombre inspirado en la canción de los Rolling Stones, Black Sugar. Dos años más tarde, lanzaron al mercado su primer álbum Con la miel en los labios, con el que consiguieron ser disco de oro. A este le siguieron grandes éxitos como Carne de melocotón o Estimúlame.

No obstante, la gran oportunidad de las artistas les llegó cuando en 1990 fueron seleccionadas para representar a España en el Festival de Eurovisión. Quedaron de quintas con Bandido.

El lado más personal de Toñi y Encarna

A nivel profesional, las Azúcar Moreno han logrado muchos triunfos, pero a nivel personal, sus respectivas vidas han estado marcadas por algunos altibajos que han hecho mella en la relación entre las hermanas, que estuvieron distanciadas durante seis años.

  • Encarna Salazar, la mayor

Encarna Salazar tuvo que compaginar su éxito en los escenarios con su papel como madre, ya que en 1992 dio a luz a su primera y única hija, a la que la cantante y su ahora exmarido, el argentino Mauricio Trillo, llamaron Carolina.

Trillo (aún su marido) fue el mejor apoyo de Encarna cuando le detectaron un cáncer de mama en 2007. Una época que la cantante define como una de las más duras de su vida. Por este motivo, las hermanas comunicaron su separación en 2007.

Aunque Encarna se recuperó de su enfermedad, las Salazar no regresaron juntas a los escenarios, lo que apuntaba que no había una buena relación entre ellas. Después de veinte años, Encarna y Toñi decidieron seguir sus caminos de forma individual y en 2009, la mayor de las hermanas, publicó su primer disco llamado Desencuentro.

  • Toñi Salazar, la pequeña

En 1985, mismo año en el que las Salazar sacaron a la luz su primer álbum, la pequeña de las Azúcar Moreno contrajo matrimonio con Pedro Rilo. De esta unión nació el único hijo de la cantante, Borja Rilo Salazar.

En 2006 Rilo y Toñi firmaron los papeles del divorcio poniendo fin a veinte años de matrimonio. Justo al año siguiente, se anunció la disolución de Azúcar Moreno, coincidiendo con los problemas de salud de Encarna. Al igual que su hermana, Toñi también inició su trayectoria en solitario y no fue hasta 2010 que ambas se reconciliaron.

Después, Toñi rehizo su vida junto al modelo Roberto Liaño, con quien contrajo matrimonio y dos años más tarde se separaron.

La cantante ha compaginado su trayectoria musical con la televisiva y participó en concursos como Mira quién baila o Tu cara me suena.

  • El reencuentro tras seis años sin verse

El 27 de noviembre de 2007 el dúo anunció su retirada temporal de la música, y ambas artistas llevaron a cabo sus carreras en solitario, mientras la prensa hablaba de una mala relación personal entre las hermanas.

Seis años después, y gracias a Juan y José Salazar, más conocidos como Los Chunguitos, las artistas se reencontraron en el programa de Antena 3, Tu cara me suena.

Toñi que salió al escenario a saludar a sus hermanos después de que estos imitasen a Azúcar Moreno, se encontró con un enorme paquete envuelto en papel de regalo y del interior salió Encarna.

Las dos hermanas se fundieron en un abrazo, y cuando el presentador, Manel Fuentes, les preguntó qué habían sentido en el reencuentro, Encarna dijo: “La vida hay que tratarla con cariño, sin rencor, sin odio, porque eso es lo que te hace estar mal y fea. La vida son cuatro días".

"Lo que yo he sentido es que ya tengo a mi hermana otra vez para irme de compras, para comprarnos los modelazos", concluyó entre risas Toñi..

Finalmente, en 2014 reanudaron su carrera conjunta con la gira 30 aniversario Tour por España con un nuevo sencillo llamado Punto de Partida.

Su triunfo en Eurovisión 1990

En 1990, Azúcar Moreno representó a España en el Festival de Eurovisión en Zagreb (Croacia) con el tema Bandido, una fusión de música dance y flamenco, que fue seleccionada en 2005 por la Unión Europea de Radiodifusión como una de las mejores canciones y actuaciones de la historia del certamen, editándose en el DVD y CD del 50 aniversario del festival, Congratulations: 50 years.

A pesar de que acabaron con 96 puntos y en la quinta posición, las hermanas sufrieron varios percances. Las Salazar, quienes dieron comienzo al certamen con su actuación, sufrieron un fallo técnico, cuando la pista pregrabada de sonido con las percusiones y ritmos básicos que debía sincronizarse con la orquesta en directo, salió tarde por error de un operario de la televisión yugoslava.

Azúcar Moreno abandonó el escenario y cuando regresó a él, volvió a comenzar con su actuación, convirtiendo Bandido en un éxito no solo en España, sino también en América Latina y Turquía.

Su paso por Eurovisión les hizo viajar por medio mundo. “Se lo debemos todo a Eurovisión”, han reconocido las Salazar recientemente.

Un poco de 'Postureo' para volver a Eurovisión

Postureo, la canción que propone esta vez para Eurovisión, es una composición de Alberto Lorite, David Parejo y Miguel Linde, con fusión de ritmos gitanos, flamencos y arabescos, que representan la esencia de las artistas. "No podemos dejar de lado nuestras raíces, porque si no, no seríamos nosotras”, dicen Toñi y Encarna.

Si vuelven a Eurovisión cumplirían un sueño que llevan tiempo persiguiendo. Las hermanas Salazar han intentado repetir la experiencia en numerosas ocasiones, como por ejemplo, en la preselección interna de 2006 cuando presentaron el tema Clávame, incluido en el álbum, Bailando con Lola.

Cuatro años más tarde, en el año 2010, ya separadas, Toñi Salazar se presentó a la preselección abierta de Eurovisión: Destino Oslo pero no consiguió una plaza en la final. Además, entre los años 2014 y 2015, Azúcar Moreno estuvo presente de manera interna como posible opción para representar a España en el festival.

Este 2022 Encarna y Toñi intentan ganar el Benidorm Fest y convertirse en las terceras representantes españolas en concursar dos veces en el certamen, como ya hicieron anteriormente Conchita Bautista (1961 y 1965) y Raphael (1966 y 1967).